Amo y libero la mujer que soy.

maria magdalena 1

Las mujeres deben aliviar su dolor, pesar y sufrimientos desde la conexión con su ser divino, su Diosa interior. Aquella que se funde con los ciclos de la naturaleza, la que crea desde su luz más sincera, desde la esencia divina presente en todo.

Sois creadoras, creáis vida, armonizáis los lugares, se crea la conciencia a vuestro alrededor, como mujeres que acogen la vida tal y como es, como la Madre que recibe al hijo, sin juicios, sin miedos.

Mujeres que sonríen, libres, de ser quienes son… limpias y puras… consagradas a los divino, a lo expresivo en Amor.

Cuando irradiáis vuestra luz a través de vuestra mirada y sonrisa, desplegáis armonía y naturaleza. Ser conscientes de que vuestra presencia en esencia es admirada por los siglos de los siglos.

Hoy de nuevo, en estos tiempos, se da paso a conocer este gran potencial femenino, que no destruye, no separa, no juzga… si no que es la energía femenina de unidad, de contemplación, de creación.

Ser conscientes de la esencia divina que existe en vosotras para hacer resurgir la gran mujer que hay en ti.

María Magdalena os acompaña.

(Canalizado por Anabel González el 05/06/15)

Anuncios